El tiempo es veloz… pero

Guille Maccagno nos escribe esta carta llena de emoción y mucho cariño hacia el Torneo, los amigos y un párrafo especial para Marito Dubini.

Este año la Subcomisión de Fútbol me honró invitándome a darle la charla de bienvenida al Campeonato a los capitanes y a los jugadores nuevos.
Se me ocurrió arrancar haciéndoles notar que este hermoso campeonato que hoy disfrutamos con una envidiable estructura (campos, parrillas, vestuarios,
indumentaria, estadísticas, medios de comunicación, fiesta, trofeos, ettcccccc….).

No se gestó de la noche a la mañana, sino como parte de una historia (de la cual la actual conducción y nosotros mismos formamos parte). Mucha de esa preciosa historia todavía hoy la podemos disfrutar con su ejemplo si llegamos un ratito antes y vemos como disfrutan “esos pibes” que se juntan en las canchas del fondo todos los sábados a eso de las 12.30 hs.

Habría que ponerle nombre a los árboles corridos y terrenos alisados; así aparecerían los Julio, Eugenio, Negro, Pablo, Coco, Aldo, y tantos otros. La
movida de los hoy “habituales” terceros tiempos tienen detrás el esfuerzo de quienes levantaron techos, pusieron parrillas y se iluminaron con la luz de la amistad. Ahí estuvieron los Quique, Moto y un Pancho lleno de bondad apoyando siempre desde el Colegio.

Mientras tanto trascurrió el campeonato. Se polemizará eternamente si el mejor fue Rubén o Miguel. Sí queda claro según las estadísticas que los rompe redes
favoritos fueron y son un tal Fernando y un Sebastián. Precisamente esas estadísticas que semana a semana Ricardo nos regalaba con una revista
Entreredes entregada en mano al llegar al campo. Las estadísticas nacieron del genio de Oscar. Método que aún hoy se mantiene
para que la elección de capitanes sea lo más equitativa posible.

Y si de medios de comunicación hablamos no podemos dejar de nombrarlo a él: Mario Dubini. Quien durante años y años nos regaló su tiempo, su trabajo y su ejemplo. Por estas horas la está peleando en una muy compleja operación en su corazón.

Por eso les pido que además de ser solidarios en cuanto a los pedidos que se nos puedan hacer (donación de sangre, etc.). Lo acompañemos con una oración
a Mario, su familia y de paso a todos los que contribuyeron a hacer tan grande este campeonato de Padres.

Un abrazo fuerte a cada uno.

Guillermo F. Maccagno

2 comentarios en “El tiempo es veloz… pero

  • el Sáb 14 abril 2018 a las 12:51
    Permalink

    Estimados, desearía anotarme en lista de espera y no encuentro cómo hacerlo en la página. He jugado varios torneos. Saludos y gracias.
    Raúl 15 3265 7666

    Respuesta
  • el Dom 15 abril 2018 a las 15:51
    Permalink

    Estimados: lamento haber escrito en el sitio equivocado, mis disculpas. He compartido muchos momentos con Mario, una persona excepcional, a quien acompaño con mi oración. Raul.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *